mayo 7, 2014

Beneficios en los niños

 

BENEFICIOS DEL TAEKI-DO EN LOS NIÑOS

Es ampliamente conocido que la práctica de cualquier deporte en niños ayuda a desarrollarse en un entorno sano y de alegría. De igual manera, las artes marciales inculcan a los niños que la practican humildad, respeto, persistencia y dedicación. Además, ayudan a prevenir el fracaso escolar aumentando los niveles de concentración y promoviendo la disciplina de estudio.

Entre las ventajas que encontramos en la práctica de los artes marciales, se encuentra la mejora de las capacidades de autocontrol: las artes marciales ayudan a evaluar la situación y a reaccionar como es conveniente en la vida diaria. En este sentido, las artes marciales no son pues solamente un deporte sino una escuela de vida, una filosofía que ayuda al desarrollo del niño. Se trata de deportes formativos que enseñan disciplina, escucha y respeto hacia las reglas y hacia el otro.

Esta actividad puede ser aconsejable también para niños indisciplinados o con dificultad para canalizar su energía. Durante la clase, el niño aprende a moderar su comportamiento, a controlarse y a concentrarse para pensar en sus movimientos. Los artes marciales desarrollan por otra parte un gran sentido de la seguridad en ellos. Por ello también es aconsejable para los niños reservados y tímidos que podrán liberar sus tensiones y vencer sus miedos y su timidez.

   Está comprobado que la práctica de artes marciales aumenta la autoestima y la asertividad y disminuye la        agresividad y la disposición violenta, ya que algunos jóvenes son agresivos por falta de autoestima, por ello una persona con buena autoestima no tiene  necesidad de ser agresiva. Las artes marciales contribuyen decisivamente al aumento de la autoestima en niños y jóvenes. Además, no es una actividad  exclusivamente para niños y adolescentes extrovertidos, sino que se adapta a todo tipo de caracteres y personalidades.  Los niños que practican un arte marcial tienen una mayor capacidad para defenderse, lo que se traduce en una forma de ser y comportarse más  tranquila y decidida.  En cualquier caso, la práctica de las artes marciales puede no gustar a todos los niños, por lo cual sería un grave error forzar a cualquier niño a practicarlas  sin su convencimiento e ilusión, ya que lo más importante para practicar artes marciales, como para la mayoría de actividades deportivas es disfrutar del  desarrollo de la misma.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.